Blogia
... Israel & sus paranoias ...

No hay muerte en el recuerdo

Ayer viendo un episodio de los Simpson en el que muere un saxofonista que le encanta a Lisa su madre le dijo una frase similar a la del título para animarla. La frase más o menos fue: "Nadie muere del todo mientras conservemos su recuerdo". Esa sencilla frase evocó en mi el recuerdo de alguien que de vez en cuando aparece fugazmente por mis pensamientos.

Era mi mejor amigo de los años de colegio. Lo conocí al trasladarme a una nueva escuela en 4º de EGB (ya ha llovido bastante de eso). Congeniamos rápidamente. Me invitaba habitualmente a su casa y con él descubrí el mundo de las videoconsolas. Recuerdo perfectamente a qué jugabamos: Nintendo NES y el juego Probotector. Nos entendíamos superbien jugando a futbol. No hacía falta mirarle para saber donde estaba y hacerle, o que él me hiciera, el pase de gol. Además en la portería era un verdadero gato.

Acabó el colegio y coincidimos durante unos años en el instituto. Al principio fuimos a la misma clase y seguimos con la amistad. Luego entablamos cada uno amistades por nuestra cuenta pero siempre estaba ahí. Fue entonces cuando le dio la época de graffitero (firmando como "FISHU"), del skate y del hardcore-punk del estilo de Pennywise.

Pese a no recordar la fecha exacta sí puedo visualizarme leyendo el periódico en un nefasto día y releyendo acerca del estado grave de varios jóvenes del barrio de Sant Llorenç que tuvieron un accidente (así llaman también por desgracia a las imprudencias) en el tramo final de la Avda. Barcelona. Exceso de velocidad, suelo mojado y un camión mal aparcado. Pese a ir de copiloto, el volantazo del conductor que llevó al coche a impactar con el lado derecho en la esquina de la caja del camión lo condujo al hospital. Varios días en coma de los cuales jamás saldría.

Recuerdo claramente leer sus iniciales J.Q.C y el barrio de procedencia y presentir que era él. Han pasado ya varios años de aquel día pero puedo revivirlo con la misma claridad. Se me eriza el vello al escribir sobre él. Siento indignación al saber que unos "amigos" lo mataron. Involuntariamente, quizás. Inconscientemente, seguro.

Eventualmente aparece por mi mente su recuerdo, saber que jamás me lo volveré a encontrar me sume en una tristeza profunda. Pasar por delante de su bloque de pisos donde habíamos compartido tantos momentos me lleva a pensar en su madre y cómo lo debió/debe estar afrontando. Por desgracia no pude ir a su entierro. Sin embargo he decidido ir a "verle". Tengo que armarme de valor pues odio los cementerios desde lo más profundo de mi ser.

Conservo en agendas antiguas algunos de sus graffitis en papel, conservo una foto de clase que tiene más de 13 años y sigo conservando su recuerdo. Me cuento entre otra más de las personas que hacen que no estés muerto para siempre.

In memoriam de José Quijada Carrasco

 

Juan 5:28, 29 : "No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio."

Hechos 24:15 : "y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos."

 

---------------

Añadido el 22-05-2006

Aprovechando una visita al cementerio pregunté por él y visité su columbario con sus cenizas y vi la fecha de su nacimiento y de su muerte

(6-11-1980 // 18-9-2000).

6 años ya .... ¡cómo pasa el tiempo! Y sin embargo ahora sé dónde encontrarlo cuando llegue el día.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Micky -

Isra,

Estupendo comentario. Todos tenemos a alguien que guardamos en nuestro corazón y mente. Alguien que sigue vivo a pesar del tiempo transcurrido.

Me ha servido también de recuerdo. Gracias de nuevo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres